Post Image

Cuando se trata de una empresa enfocada en la comercialización de un producto o servicio, uno de los aspectos más importantes de su sistema es ayudar a aquellos clientes que presentan tanto quejas como problemas. Sin embargo, ofrecer ayuda personalizada de forma remota y eficiente no es algo que todas las empresas puedan hacer fácilmente. Es por eso que el helpdesk ha ganado relevancia entre muchas empresas actualmente.

Es reconocido que toda empresa que se considere productiva, siempre busca formas de automatizar su sistema y forma de trabajo, y el helpdesk es un software que puede ayudarte a hacer exactamente eso. Sin embargo, este tiene un enfoque diferente al que usualmente estamos acostumbrados. Se trata de un software diseñado específicamente para mejorar la forma en que las empresas realizan la atención al cliente.

¿Qué es exactamente un helpdesk para empresa?

Un helpdesk es un software que funciona de forma muy similar a como trabaja un departamento de atención al cliente. Se encarga de organizar la información sobre problemas y quejas de los clientes tanto externos como internos (empleados), con el fin de ayudar a la empresa a responder de forma más rápida y eficiente. Además, también ofrecen funciones adicionales que ayudan a mejorar la forma en que trabajan los empleados de atención.

¿Cómo funciona un helpdesk?

Un helpdesk puede tener más de una función dentro de una empresa. Una de las funciones más reconocidas, y que probablemente podrás encontrar en cualquiera de estos softwares, es la de centralizar los puntos de contacto de una empresa. Es decir, si tu compañía ofrece diferentes medios de atención al cliente como emails, números de teléfono y redes sociales; toda la información se recibirá a través un solo medio en el software de gestión.

También podrás encontrar otras funciones útiles, como un sistema que te permite saber que tan satisfactoria fue la experiencia de tus clientes, y recopilación de datos para saber cuáles son los temas que se tratan con mayor frecuencia. Adicionalmente, podrás acceder a un sistema de seguimiento (bastante utilizado en los helpdesk), para los empleados de tu empresa no tengan que resolver un mismo problema una y otra vez, sino que el sistema lo haga por ellos.

Razones por las que necesitas un helpdesk en tu empresa

Aunque no lo creas, es posible que ya cuentes con un helpdesk en tu empresa. Basados en su definición, se podría decir que un equipo de atención al cliente que se encarga de atender llamadas sobre problemas y quejas de los consumidores es un helpdesk, aunque uno de menor eficiencia. Sin embargo, un equipo que trabaje con este software digital especializado para esta tarea puede ofrecerte muchas más ventajas:

Mayor rapidez de respuesta

Cuando se trata de resolver problemas en masa, el proceso de resolución se puede tomar mucho tiempo si se tiene diferentes canales que atender. Imagina tener que pasar constantemente de atender una llamada, a revisar los emails, y a responder comentarios y mensajes en redes sociales. Con un helpdesk, toda esta información es accesible desde una única pestaña, ahorrando tiempo valioso para los empleados de tu empresa.

Un equipo de atención al cliente escalable

Imagina poder expandir el equipo de atención al cliente de tu empresa sin tener que invertir más recursos. Utilizar un software helpdesk te permite automatizar la mayoría de procesos en la que trabajan tus empleados, reduciendo el trabajo que se hay que hacer. Esto se logra de diferentes maneras: estableciendo sistemas de notificaciones para cuando hay un nuevo problema, o incluso asignando etiquetas a problemas similares que ya han sido resueltos antes.

Mejora tus productos y servicios

Aparte de encargarte de resolver los problemas que presenten tus consumidores, también debes utilizar la información que ofrecen como una base para mejorar los productos y servicios de tu empresa. Pero ¿cómo puede un equipo recopilar todos estos datos y organizarlos en un esquema? Un helpdesk se encarga de hacerlo por ti, permitiéndote acceder a un sistema organizado de los temas que más preocupan a tus clientes.

Siguiente artículo
La externalización IT: presente y futuro para muchas empresas